100 años de golf

En 1913, el Lomas Athletic Club inauguró su link de golf de 18 hoyos en una zona de Ezeiza descampada y alejada, a la que llamaron Parada Links. Hoy, festejan su primer siglo de vida lanzando un proyecto urbano e instalando allí su sede deportiva.
El ferrocarril llegó a las tierras de la zona sur de la mano de los ingleses. Con ellos llegaron, también, algunos deportes que tiene una arraigada tradición británica: fútbol, hockey, rugby, crickey y obviamente, el golf.
Al principio practicados en forma desorganizada y esporádica, con el tiempo se fueron organizando en entidades deportivas. El pionero fue el Lomas Cricket Club, fundado en 1872, y transformado luego en el Cricket and Lawn Tennis Club.
En marzo de 1891 algunos adeptos al golf comenzaron a incentivar la práctica de ese deporte en la localidad de Lomas de Zamora. Así crearon un nuevo club, que en un principio se denominó Lomas Academy Athletic Club, posteriormente abreviado y definido como Lomas Athletic Club.
Los registros guardan los nombres de James Gibson, John Cowes y Thomas Dodds, como fundadores del club, quienes fueron secundados por los socios W. W. Haywes, R. L. Goofellow, W. W. Hayward, F. L. Jacobs, T. M. Lees, G. C. Kennard, J. Cornes y C. Alexander.
Si bien desde el primer día el Lomas fue un club que abarcó diversas disciplinas, está considerado como precursor del golf en la Argentina.
En 1892, construyeron su primera cancha de 9 hoyos en un predio céntrico de la localidad de Lomas de Zamora, a siete cuadras de la estación ferroviaria…y allí comenzó a jugarse golf en la zona sur.
Está bien documentado que “las actividades de la entidad prosiguieron con un desarrollo cada vez más entusiasta.
Los golfistas aumentaban año tras año y llegó un momento en que el Lomas Athletic Club tuvo gran influencia dentro de dicho deporte en el orden general”.
El primer campeonato del golf para caballeros se llevó a cabo en 1897 (Leighton fue el primer campeón del club). El primer certamen organizando para damas se disputó en 1913, ganado por N. Powell.
Con el tiempo, el predio de nueve hoyos ya no llenaba los deseos y aspiraciones de los socios del Club. Esto motivó que se realizaran tratativas con la gerencia del Ferrocarril del Sud para gestionar la compra de una extensión de tierra mucho más amplia y acorde a las mayores exigencias de este deporte, que permitiera construir un link de 18 hoyos.
El predio apropiado estaba situado a 2500 metros de la estación Ezeiza, en zona campesina muy desabitada por aquel entonces, e inmediato a los rieles del ramal Temperley-Cañuelas.
Para 1912, el sueño se hacía realidad. Una parte de las hectáreas que pudieron ser adquiridas se destinaron a la cancha, (en principio de 9 hoyos, y posteriormente los 18 reglamentarios).
Esta nueva sede le permitió a la institución conquistar de inmediato un lugar de privilegio dentro del golf nacional.
El 24 de junio del mismo año se inauguró frente a la nueva y magnífica extensión territorial, un apeadero ferroviario que se llamó en un principio Parada Links (hoy Unión Ferroviaria), cuando aún el camino que unía a las poblaciones de Ezeiza y Tristán Suárez, era desprolijo y polvoriento.
La escala del transporte más moderno por aquellos años favoreció la concurrencia a la cancha de golf de gran número de aficionados residentes en las poblaciones de Banfield, Lomas de Zamora, Temperley, Monte Grande y otras de la región, incluso de la ciudad de Buenos Aires.
Para comodidad de los socios y estimular la actividad deportiva, el Ferrocarril del Sud brindó servicios de trenes especiales, en particular los sábados, domingos y feriados. Paraban en el lugar diversos trenes generales, rápidos a Temperley.
Dicen los entendidos, que las enormes dimensiones de la cancha permitieron lograr hoyos de muy buen diseño. Grandes jugadores la han definido como “una cancha difícil y larga”. Su importante extensión exige realizar un juego de gran calidad, lo que no sólo beneficia al jugador, sino también al espectador, que puede ver desde puntos estratégicos todo el desarrollo.

José Jurado

En la historia deportiva del Lomas, colmada de logros en rugby y hockey en el presente, marca un hito imborrable la figura de José Jurado, uno de los más grandes golfistas argentinos de todos los tiempos.
En general, su figura se desconoce. Jurado ha vivido entre nosotros: una calle del barrio Parque Erratchú, cerca de la cancha, lo recuerda con justicia.
El más afamado golfista de su tiempo, fue profesor y profesional del Lomas Athletic Club; y ganador del campeonato abierto de la Argentina en los años 1920, 1924, 1925, 1928, 1929 y 1931. Fue segundo del mismo certamen en los años 1919, 1921, 1922 y 1923.
Primero, igualmente, del campeonato abierto del Sur de la República en los años 1925, 1932 y 1933. Fue segundo en los años 1927, 1931 y 1939, ocupando igualmente el segundo puesto en el campeonato abierto de Montevideo, Uruguay.
Tuvo un brillante desempeño en el exterior. Actuó en Gran Bretaña en 1926 y en 1928, año en que ganó la clasificación del Open. Volvió en 1929 y luego en 1931, en cuya oportunidad se clasificó segundo a un solo golpe del ganador, el norteamericano Tommy Armour (296 golpes Armour – “297 golpes Jurado). En definitiva, casi obtiene para la Argentina el más preciado galardón a que puede aspirar un campeón: el título del Campeonato Abierto de Gran Bretaña, que es como decir, el de Campeón de Golf del Mundo.

Historias poco conocidas

Fue socio destacado del Club Lomas el recordado jockey don Irineo Leguizamo, personaje de relevante actuación en los hipódromos argentinos
Una socia de solo 17 años, Marjorie B. Merchant, hizo dos hoyos en uno en el mismo día y en el mismo torneo, el 27 de noviembre de 1949. La hazaña fue publicada en el diario “Times” de Londres y comentada por la B.B.C. de Londres, como algo realmente insólito.

Proyecto del segundo siglo de vida

Este año el Club Lomas cumplió 121 años desde su fundación, y el 19 de mayo festejó el primer siglo de su link de golf. Lo hace con la construcción de un barrio privados integrado al club, y con el proyecto de instalar en este lugar su sede deportiva, trayendo hasta el lugar que siempre estuvo reservado al gof, la práctica de todos los deportes.
El Dr. Jorge Auruccio, actual presidente de la entidad, dice orgulloso que “recorriendo la segunda centuria de vida, luego de un arduo y constante esfuerzo, se está haciendo realidad el trascendente emprendimiento que permitirá reunir a las familias de asociados, así como integrar la vida social y deportiva de nuestra querida institución, enmarcados en un predio seguro y de notable belleza”. ©

MAS FOTOS

REVISTA METRO | JULIO | #164 | NOTAS

Maral de Pelli


La firma Maral y el proyecto programado para el próximo año en la ciudad de Mar del Plata.
El sueño
de un hombre

El 19 de Junio, el Teatro Central levantó el telón por primera vez, con Iñaki Urlegaga, su padrino.
Construyendo
historia

El Museo del Ladrillo en La Plata, ubicado en la vieja fábrica Ctibor.
La casa
de las ventanas

La Casa de Elgin, un excelente ejemplo del aprovechamiento de los recursos naturales.
Luchar por la Justicia


Susana Trimarco, quien buscando a su hija, es hoy referente de la lucha contra la Trata de personas.