ENTREVISTA | IGNACIO QUESADA | #258
El chico de la tapa

Amante de la actuación desde pequeño y con grandes anhelos para el futuro, el joven actor de sólo 18 años es uno de los protagonistas de la serie argentina de Netflix "Puerta 7".

La serie Puerta 7 llegó a Netflix con una propuesta que narra las historias detrás de las barras bravas argentinas que se encuentran en el nexo del fútbol, la política y el crimen organizado. Dentro de la historia se sumergen diferentes personajes que van describiendo el mundo machista y corrupto del futbol y sus hinchadas. Nacho Quesada es protagonista y eje de la narración, además encarna su primera actuación en el mundo del espectáculo argentino.

- ¿Cómo comenzó tu carrera como actor?
- La carrera como trabajo en sí arrancó con mi participación en "Puerta 7". Yo venía haciendo teatro hace un par de años en El Excéntrico de la 18, un lugar donde entrenaba mi mamá, que también es actriz. Ya desde chico me gustaba y hacia teatro como una forma de juego. Cuando termine el colegio en el 2018 y justo me daba el tiempo libre para ir a castings y seguir incursionando en esta actividad, un día mi profe de teatro, Valentina Fernández de Rosa, nos consiguió a mí y a unos amigos la posibilidad de ir al casting para esta serie.

- ¿Cómo llegaste a protagonizar la serie Puerta 7 en Netflix?
- Me llevaron al casting y me llamaron para hacer una escena, después otra, un par de callbacks… y ya en diciembre de 2018 hice mi última etapa y para fin de enero de 2019 me avisaron que me organizarían una reunión con el director, Adrián Caetano. Tuve la reunión con él, la cual fue muy relajada como para conocernos y días después de eso me avisaron que había quedado para el personaje de Mario.
Todo era una locura para mí, que me llamarán, hablar con semejante director me parecía un sueño. Yo estaba re nervioso, pero siempre me sentí cómodo y contenido.

- Actuaste en la película "La Barbarie", ¿cuál fue tu papel en ella?
- La película, dirigida por Andrew Sala, no salió aún. Se filmó a fin de 2019 y fueron 5 semanas de rodaje. Desde que me enteré que sería parte hasta el momento de comenzar con las grabaciones pasaron varios meses, a diferencia de la serie que fue todo más instantáneo.
El personaje de "La Barbarie" estuvo divertido y fue muy diferente de lo que había hecho hasta ese momento, hice de un chico que también se llama Nacho, de buena posición económica, con problemas de violencia intrafamiliar y que se va a vivir con su padre (el personaje lo hace el actor, Marcelo Subiotto). Mi personaje aparece mucho en la peli y tiene muchas escenas, así que fue todo un desafío hacerlo.


"Me llegan mensajes de gente de muchos países, otros idiomas
y me preguntan por segunda temporada y es increíble."


- ¿Cuál es la diferencia entre tu participación en la serie y la película?
- Lo que se nota de diferencia con respecto a la serie, es que el personaje de Mario en "Puerta 7" lo labure mucho más, por un tema de que comienza siendo una cosa y termina siendo otra dentro de la trama. En cambio, en la película mi papel es mucho más lineal. Además, fue distinto el rodaje, por el tema del desarrollo, especialmente por los tiempos y la conexión entre las escenas.

- ¿Qué significa para vos participar en una serie de la plataforma Netflix?
- Justo estos días hablaba de eso con mi familia, como que recién ahora estoy cayendo en lo que significa, es todo muy loco y no me había caído la ficha creo. Más que nada por el tema de estar en Netflix y porque, por más de que te guste o no, la serie está disponible para que la vea gente de todo el mundo. No se compara con otro tipo de proyectos porque está al alcance fácilmente para cualquiera y eso es tremendo. Me llegan mensajes de gente de muchos países, en otros idiomas y me preguntan por segunda temporada y es increíble. Además, yo no había tomado dimensión de cómo reaccionaría el público con el personaje, más allá de que desde el principio me gustaba, no me daba una idea como cualquiera se podía encariñar con Mario en sí mismo.

- ¿Cómo fue actuar con grandes del mundo actoral argentino como Dolores Fonzi, Esteban Lamothe o Carlos Belloso?
- En primer lugar fue una experiencia muy rica para mí, donde compartí con gente muy experimentada y talentosa. Me permitió aprender desde muchos puntos y también conocerlos desde otro lugar, viéndolos cara a cara, compartiendo un café o con una simple charla. Después de un tiempo me acostumbre porque me hicieron sentir muy cómodo siempre. Por ejemplo, con Lamothe tuve mi primera escena, el primer día de rodaje y encima era la primera vez en mi vida que estaba en un lugar así porque nunca había grabado nada antes y fue encontrarme con una cara familiar que desde el principio tuvo muy buena onda conmigo.

- En la serie se trata el tema de las barras de futbol, ¿qué opinas sobre esta temática y cómo hiciste para ponerte en el lugar de "Mario"?
- Creo que la lectura del guión, ya de entrada, me llevó a entender las posturas y a posicionarme también en el lugar de cada uno, es decir de cada personaje. A mí, que me tocó estar en el lugar de Mario, me sirvió conocerlo de antes cuando leía el guión y así poder desarrollar la actuación y como se relacionaba con la trama. Con respecto al tema barras y todo eso, tengo una opinión negativa en sí… por todo lo que uno ve en la serie. La mafia, la corrupción y demás, son temas que vemos a diario en la realidad y está bueno que uno en la serie empatiza con ese tipo de personajes, que muchas veces tienen en sus acciones fines caritativos con la gente que vive en los barrios también. Creo que no hay un lado bueno y un lado malo, creo que es mostrar un poco de ambas caras.

- Desde chico te gustaba la actuación, ¿pensabas dedicarte a esto como profesión o solo era un hobby?
- El tema es verlo como un trabajo y seguir con esto. Yo antes de que surgiera la serie lo veía como una actividad que me gustaba y ya, nunca pensé que iba a poder trabajar de actuar. Yo iba a estudiar una carrera y seguir haciendo teatro como hobby y, de repente, se presentó esta oportunidad y decidí tomarla para meterme a full. De acá en más se irá viendo, estoy a disposición de lo que pase y de lo que surja. Si no sale nada no es algo que me va a poner triste tampoco, pero por ahora quiero ponerle todas las fichas y por eso estoy entrenando todo lo que puedo. Sigo yendo a la misma escuela de teatro que iba antes, solo que ahora cambie de profesor y voy a ver si una vez que termine la cuarentena arranco con Cristina Banegas que es la dueña del teatro.

- ¿Hay proyectos a futuro después de haber hecho esta serie?
- Sigo procesando todo el tema del éxito de la serie todavía y ya hay un par de cosas que surgieron, pero esta todo medio parado y más con el tema del coronavirus. Así que hay que esperar.

- ¿Qué te gustaría que llegue a tu carrera o por qué camino seguirías?
- Quisiera llegar a sentirme todo el tiempo feliz con esta actividad y poder seguir enriqueciéndome y conociendo cosas que me sigan sorprendiendo. Más allá de laburar, también crecer desde el lado del entrenamiento y el aprendizaje.
Después, si surgen laburos es hermoso porque sería trabajar de lo que me gusta, me apasiona y será bienvenido, pero hoy lo más importante es seguir conectándome con esto que tanto me gusta, me nutre y disfruto muchísimo. ©

TXT: Grupo Editorial Metro I FOTOS: Prensa